diumenge, 16 de desembre de 2012

I don't wanna miss a thing.

Solo hay una cosa que no entiendo: por qué? Te miro, me miras, me besas y me encantas. Pasan los días y hablamos como dos enamorados, realmente parece que me quieras pero... Te entran dudas y la distancia te atormenta, te enfadas y ni siquiera tu acabas de entender la razón. Yo creo que es tu impoténcia, tu rabia, el hecho de que sabes que me quieres, mas cuando no estamos juntos sientes como si no existiera y, por cobarde, prefieres buscarte a quien puedas tener mas cerca, que no te pasará como pasó conmigo... Pero sabes que te digo? Que miento si intento decir que me da igual, pero sabes lo que es cierto? Que cueste lo de cueste te tengo que olvidar. Pareces incapaz de apreciar lo que es amor sea de donde sea, esté dónde esté, cuando se quiere la distáncia se convierte en unos estupidos quilómetros de más. Pero ya da igual, espero que seas feliz, qe en algun momento de tu vida te des cuenta de lo que fué y lo que nunca llegará a ser.. Espero que te des cuenta de que he intentado crear un futuro juntos, he soñado con tenerte a mi lado, he jurado quererte siempre pero en ningún momento mencioné que no me cansara de esperarte.

dimecres, 12 de desembre de 2012

Besos y caricias entrecortadas.

Cuando me duermo por las noches entro en un estado aislado donde encuentro una historia que me explica como va acabar todo esto. Por lo que me explica no acabará bien, me volveré a enamorar cuando ya no lo estoy. No me gusta. A decir verdad, me gustaría si no fuera perjudicial entonces así si que volvería a amarte mucho. Pero es que no se como van a succeder los hechos, y me asusta.

dimarts, 11 de desembre de 2012

Te deseo lo mejor.


- Hablame de tí. De como es ahora tu vida sin mí.
- De acuerdo, ¿quieres saber toda la verdad?
- Sí!
- Muy bien. Empezaré por explicarte que me siento mejor que nunca porque ella me da lo que nadie hasta ahora. También estoy a gusto por las mañanas. Ahora miro la tele y recobra sentido. Juego a soñar despierto y es increíble lo divertido que es. Camino descalzo siempre, al final del túnel siempre esta ella para arreglar mis pies. Pocas veces pienso en tí. Me alimento mejor, y disfruto más traguito a traguito los placeres de esta bonita vida.
- ¡Oh, que alegría me das! Yo estoy también muy bien.
- Pensaba que te ivan a doler mis palabras mucho más...
- Siento no haber caído, soy feliz con lo que tengo y con lo que no, aunque tenga menos que tú.
- Tienen razón mis padres cuando dijeron que tu eras mejor para mí, eres tan madura y me gustas tanto...

diumenge, 9 de desembre de 2012

Querída princesa mía;


Estoy en el paraíso. Sé que estas a la vuelta de la esquina, pero aún así te echo de menos como si fuera de aquí a dos años nuestra próxima visita. Te explico como es esto. Breve, o almenos eso intentaré. Es todo del color real de las cosas: Las sillas de madera, como siempre habían sido hasta que la vida se modernizó ella sola sin ayuda de nadie. Los jardines de muchos colo
res y no solo verdes como ahora. Los coches no existen, andamos de un lado a otra como las reinas y reyes, tenemos carruajes y caballos. Las pesadillas son más bonitas aquí que allí, aunque existan. 
¡Por cierto, tengo algo que contarte querída amiga! Me enamorado, y esta vez de verdad de la buena como tu me decías. Ni siquiera puedo dormir solo de pensar en sus tremendos ojos. Estoy encantada con este maravilloso sitio. De verdad que es lo mejor que podría haber después de la asquerosa sociedad en la que tu aún estas metida. También quiero que le des recuerdos al hijo de puta con el que te topáste en la calle esa tan superficial del pueblo más rastrero. Súmale repartir besos a mis primos, hermanos, padres, abuelos, tíos y sobre todo a cada una de mis amigas y a mi antigua pareja. Dile que estoy muy bien aquí, que yo solo echo de menos de él lo que ni siquiera el ve. Recuerda decirle al suelo que ya no me caigo, que no le voy a dar ese placer. Acuérdate sobretodo de todos los recados estimada íntima. Aproximadamente, ¿Cuánto puedes tardar hasta aquí?. No contestes, da igual. Te esperaré, porque este sitio es para mi y para tí. Creo que después de todos los echos vividos en esa tierra ya hemos dejado alguna mancha en algún corazón. Hasta pronto, espero tu asistencia a este magnífico lugar.