dimarts, 7 d’agost de 2012

Antes de que digas nada y rechaces todo esto de pleno, dime al menos dónde puedo encargar a alguien como tú, igualito a ti, aunque sea una copia barata, no me importa, lo daré por válido. Pero encárgate de que venga con todos tus defectos incluídos en el precio. Pídeles que me plagien tu esencia, y tu estúpida forma de reírte de mí. Que hagan una absoluta fotocópia de la manera que intentas ignorarme, y hacer con que me buscas a un metro por debajo de mi cabeza. Lo quiero igual de idiota, con la misma iniciativa, no me importa pagar gastos adicionales. Diles que no escatimen en tus detalles, y que le jodan al copyright pero quiero calcadas todas tus palabras. Que no le cambien tu ideología, que siga sabiendo lo que quiere y hasta qué punto. Que le falten horas a sus días y que venga a robármelas a mí después, aunque sea de madrugada. Pídeles que encuentren la fórmula que tienes para que me sea imposible pensar que hay algo más entre tú, yo y nuestra circunstancia. Aprovecha la oferta y exige que me lo envíen sin gastos de envío, con solo ganas de mí. Y si no es posible eso, pide al menos la garantía y asegura mi corazón a todo riesgo, porque últimamente está hecho mierda y no quiere ver a nadie más que no seas tú.



Todo el mundo sabe que todo lo que necesitamos es amor.

Un mensajito a las tantas, un beso mal dado, una lágrima de felicidad, una barra de labios, un paquete de preservativos, una mentira para salir del paso, un corazón mal pintado, un vicio malo, un alma buena, una sonrisa blanca, un cigarrito a las tres de la mañana, una película porno, un "I love you" mal pronunciado, un adiós que siempre suena igual, una canción hippie, un colchón caliente, un invierno frío en la calle y un subidón en el ascensor, un desayuno sin diamantes, un pelo despeinado después de liarla un rato, un gemido que te eriza la piel, una mano traviesa, un juego prohibido, un "Me gustas" y un "Tu a mi no"...

dijous, 2 d’agost de 2012

Veces voy y a veces vengo.

Esta vez no voy a ser yo la que me la juegue, eso va a cambiar. Demuestrame que esto es verdadero, que me quieres. Que vas a dejar tu orgullo atrás, y no te va importar lo que digan y piensen los demás. Demuestrame que cada día me sorprenderas y cuando despierte vas estar ahí junto a mi. Si tu me demuestras esto y más, te prometo que to me la juego por tí.