dilluns, 12 de novembre de 2012

Creas sentimientos sucios, en los que la gente suele caer. Bailas canciones que al mundo nos suenan raras. Sintonizas tu corazón como el de una rádio. Creas un estado tan aislado a los que te rodeamos. Hablas sin miedo a nada. Juegas con trampas a nuestros juegos. Miras con tus ojos azules y matas todos los próximos trenes que pasan por todas las vías, Giras la cabeza y cautivas a todas las que te miran. Silencias mis pensamientos cuando piensas en mi. Sentado consideras que la vida es mejor. Produces pensamientos libres y compasivos. Examinas cada persona con tan solo una pasada. Viajas a años luz a la luna y vuelves en milésimas de segundo. Limitas el espacio vital de las personas con tu presencia. Caminas con los pasos pausados al compás de tu melodía interior. Tocas todas las partes más frágiles y débiles de mi...

dimarts, 6 de novembre de 2012


Ten en cuenta que la esperanza de que pase lo que más deseas debería quedarse más en ti. Debería estar más presente en tu cabeza, más fresca. Rendirse no es lo que te gusta, bailar no es lo mejor que se te da, pero almenos intentalo superar. Sabes que vivir el momento se te da bien, sabes también que la sonrisa que desprendes es la más risueña que he visto desde hace años. Que juegues, aún eres adolescente princesa. Aún te queda mucho por oír y mucha lluvia ver caer.

dilluns, 5 de novembre de 2012

Tinc algun brindis pendent que algun dia, inconscient, el faré brindar.

Quién me diría que volvemos a las andadas, dime que es lo que otra vez te ha traído aquí. Se te perdió algo y vuelves en busca de ello o quizá dejaste algo enterrado para volver pronto. Todos los días me pregunto el porque de tu regreso. Tal vez sea por lo que hiciste, por lo que se acabó y no va a volver. Pensaba que sin ti muerta acabaría todas las mañanas. Y ahora conforme pasan los días y las semanas, el tiempo, ves como la niebla abre paso y descubres la claridad de la situación. La sensibilidad que tiene el sol en despertarte y la brotesca manera en que la luna nos saluda. La verdad e que por estas cosas así vivimos día a día por sufrir y sonreír. Por llevarnos sorpresas cuando el camino es oscuro. No, mejor no nos preocupemos por el mañana almenos por un día. Aunque la realidad no deja de ser algo con lo que a todas horas tropezamos.