dissabte, 25 de febrer de 2012

Con calma.

Once de la mañana, sábado. La verdad es que no ha sido una de mis mejores noches, me duele la espalda. No entiendo nada. Me acabo de levantar y las cosas no van muy allá. Mi padre descansa en el sofá, mi madre supongámos que trabaja, mi hermana durmiendo porque se fue de fiesta. Y yo en la cama, con dolor de espalda. Todo extraño, más que increíble. La verdad es que hoy me toca preparar un regalo, acabarlo mejor dicho. Será muy especial. También debería de hacer deberes, y me apetece ver la televisión. Me acabo de levantar justo hace 15 minutos y ya estoy pensando en que debo de hacer. Tómate las cosas con calma siempre salen mejor.